Entrevista a Rigoberta Menchú

 Publicado por el 6 mayo, 2011 a las 3:43  Ecologismo, Paz, Premios Nobel  Añadir comentarios
may 062011
 

Entrevista a Rigoberta Menchú, defensora de los derechos humanos y luchadora por la defensa medioambiental que recibió el Premio Nobel de la Paz en 1992 por “su trabajo en pro de la justicia social y de la reconciliación etno-cultural basado en el respeto de los derechos de las personas indígenas”.

Hábleme de su comunidad natal de Laj Chimel

Pertenece al departamento de Quiché. Lo más importante que tenemos es la naturaleza. El bosque se adentra en algunas regiones lejanas, muy bonitas, donde las gentes son hermosas y hospitalarias.

Los bosques son los más extensos de toda la república de Guatemala.

¿Qué nos recomendaría visitar?

Sacapulas es un precioso lugar de aguas termales.El área de Ixil es famoso por los conflictos históricos pero también por ser ejemplo de resistencia de un pueblo y su unión frente a las adversidades.

A parte del ecoturismo, nos encontramos en una de las zonas más importantes de la cultura maya

Sí, yo siempre digo que se conoce sólo la punta del iceberg y uno de los motivos por los que recomiendo visitar mi región es para que vean con sus propios ojos como manejamos el tema de la espiritualidad.

Cuénteme

En Laj Chimel estamos pensando en hacer un espacio donde el visitante además de convivir con nuestra cultura conozca como somos para entendernos mejor. El centro daría información de nuestro modo de concebir el cosmos, el sentido del calendario maya, que tiene las profecías de todo lo que está ocurriendo en este desastre universal.

Nos gustaría que Laj Chimel fuera para el turista la coronación de un aprendizaje de la cultura maya pero es un poco difícil si no se tiene un guía espiritual.

Pues habrá que buscarlo ¿no?

Sí, así les explicaría el sentido de los ríos, de las piedras, la curación de las plantas medicinales. No sabes la cantidad de plantas curativas que tenemos.

Conozco gente que ha estado y hablan de haberse sentido en un lugar con una energía muy potente

Sí, esa es la otra parte de nuestra madre naturaleza, existen varios centros energéticos. En Uspantan hay preciosas historias donde la gente cuenta: «Fíjese en esa piedra que nadie nunca ha subido porque la energía no lo permite» y «miren esa carretera que nunca se acabó porque las energías lo impidieron». Que bonito es cuando alguien nos visita y sin saberlo después se da cuenta que estuvo en contacto con una energía muy potente y sintió de alguna forma una manifestación ¿no?

¿Le deja su agenda viajar más allá de sus proyectos de cooperación?

Bueno, yo realmente no hago turismo. Es una pena porque a veces voy a hoteles y veo desde mi habitación una piscina hermosa, rica y tan sabrosa en la que me tiraría enseguida pero no puedo porque siempre están los periodistas.

Bueno, no se preocupe que yo seré breve

No, en serio. Mi viaje es muy particular. Esta mañana me he despertado en un lugar de Lugano (Suiza) que se llama Monte Verità. Es una zona muy especial cargada de energía. Traje corteza de Pom, un árbol sagrado en Guatemala y con incienso y velitas he realizado con mi marido una ceremonia al alba que nos ha hecho sentirnos llenos de vida.

¿En alguna otra ocasión ha sentido lo mismo viajando?

Con los Ainos en Japón, un pueblo el cual su religión es un verdadero culto a la naturaleza, también con los Amish en Noruega.

Me han dicho que cocina usted muy bien

Me encanta comer. Yo robo recetas; entro en las cocinas y pregunto cómo se hace este plato o éste otro y después lo hago yo a mi manera. Me niego a perder peso, qué sería yo sin mis kilos.(risas)

¿Con qué personaje de la historia le gustaría encontrarse?

Me encanta la vida y la forma de pensar del Dalái Lama. Me gustaría conocer mejor a los hermanos del Tibet. También me gusta Mandela. Auque de todos modos las personas que de verdad admiro son las que poseen un alto grado de espiritualidad. Siempre he buscado a las personas que conocen las energías de las plantas, los cerros, la naturaleza en general y el conocimiento de las propias energías.

En sus anécdotas habla del miedo al terrorismo

Sí, vivimos con un miedo increíble, creo que es un miedo injustificado. El problema es que el miedo te vuelve intolerante con los demás y todos ahora parecemos sospechosos. Nos persiguen a nosotros, la gente buena y los verdaderamente sospechosos no andan perseguidos.

¿Alguna otra anécdota que pueda compartir?

Estoy llena de anécdotas llevo 25 años de mi vida cruzando fronteras. Me han quitado mi pasta de dientes por miedo al terrorismo, he perdido trenes, aviones, documentación…También me doy cuenta que la gente en general está muy triste. Se me acercan personas de todo el mundo llorando y desencantadas. Yo lo único que puedo intentar es hablarles de comunicación con los suyos y aconsejarles queescuchen y abracen a los demás; que eso también les puede ayudar a ser felices. Cuando pregunto algo como por ejemplo una receta o cómo funciona esto o aquello es siempre para después ponerlo en práctica. Soy así en todo. Si pregunto por una maquina acabo desmontándola para ver cada una de sus piezas aunque no tenga ni idea de cómo se arregla.

Esta entrevista a Rigoberta Menchu la hemos encontrado en altairblog.com

 Deja un Comentario

(required)

(required)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>